Pechuga1

Pechugas rellenas gratinadas con bechamel

 

Pechuga2

Se me ocurrió hacer las pechugas rellenas gratinadas con bechamel para cambiar un poco y nos han gustado mucho en casa. A la mayoría nos gusta el pollo, es muy socorrido y permite infinidad de preparaciones, además de ser una carne sana, baja en grasas y llena de proteínas.

La mayoría de las veces  lo hago en salsa o a la plancha pero también me gusta variar y busco darle un toque diferente, es el caso de esta receta, nunca lo había hecho así pero repetiré, me ha gustado mucho.

Esta es la receta:

INGREDIENTES:

  • 2 pechugas de pollo enteras abiertas en libro
  • 1 aguacate maduro
  • 1 diente de ajo
  • 4 lonchas de jamón
  • Queso de cabra
  • Sal, pimienta
  • Queso rallado
  • Aceite.

Encendemos el horno para precalentarlo a 180º

Antes de nada pelamos el aguacate, lo machacamos con un tenedor y le ponemos un poco de sal y el diente de ajo rallado, dejamos que coja un poco de sabor mientras salpimentamos las pechugas.

Aguacate1Repartimos la pasta hecha con el aguacate entre las dos pechugas poniéndola en una de las dos mitades, encima ponemos el jamón, dos lonchas por pechuga y el queso de cabra, no os pongo cantidad de queso, al gusto, yo he cortado unas lonchas de un rulo y he cubierto casi todo el jamón.

Aguacate2Cerramos las pechugas con la otra mitad, ponemos un poco de aceite por encima y las llevamos al horno unos 15 minutos, dependiendo del tamaño.

Mientras se hace el pollo vamos haciendo la bechamel:

Pechuga bechamelINGREDIENTES:

  • 1 cucharada y ½ de harina
  • 3 cucharadas de aceite ó mantequilla
  • 1 vaso de leche
  • Sal
  • Nuez moscada ó pimienta si os gusta.

En un cazo fundimos la mantequilla y rehogamos en ella la harina con cuidado que no se queme, agregamos la leche y dejamos cocer a fuego suave moviendo continuamente para que no se pegue, sazonamos a nuestro gusto y reservamos. Debe quedar más bien espesa.

Pechuga gratinadaCuando las pechugas estén hechas las sacamos del horno, subimos la temperatura y ponemos el gratinador. Mientras el horno se calienta ponemos unas cucharadas de bechamel encima de las pechugas y la cubrimos con queso rallado.

Gratinamos hasta que se doren y listo, quedan con una pinta estupenda y aunque la mezcla del aguacate con jamón y queso parece un poco rara liga muy bien y el toque del ajo rallado se nota sin molestar, muy rico.

Hasta pronto

 

 

2 thoughts on “Pechugas rellenas gratinadas con bechamel

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *