Carrilladas al vino tinto

Carrilladas con salsa de vino tinto y frambuesas

Carrilladas ó carrilleras, nunca estoy del todo segura de su nombre, he mirado por varios sitios y lo veo escrito de las dos maneras, si lo he puesto mal me corregís. Deduzco carrilladas por el carrillo que a fin de cuentas es lo que son, los carrillos o mofletes del cerdo.

Esta es una carne que no se consume demasiado pero merece la pena, es sabrosa y muy agradable, según el punto de cocción quedan más o menos melosas. Las preparo a menudo con fresas porque frambuesas no encuentro siempre, cambia un poco el sabor pero de las dos formas están exquisitas.

Las preparo así:

INGREDIENTES:

  • 1 kg. De carrilladas de cerdo limpias de pieles
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • ½ pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 2 vasos de vino tinto (el que os guste)
  • 1 puñado de frambuesas (sirven fresas en ese caso unas 10)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN:

Antes de nada, sazonamos la carne con ajo, sal y pimienta. Ponemos una sartén al fuego con algo de aceite para dorar las carrilladas, se pueden pasar por un poco de harina pero no lo veo necesario, las vamos friendo en tandas y pasando a la olla, yo suelo hacerlas en la olla a presión. Cuando estén todas doradas ponemos aceite, cortamos el ajo, la cebolla, el pimiento y la zanahoria en trozos, no hace falta que sean muy pequeños. Rehogamos junto con la carne unos minutos y agregamos el vino, dejamos cocer unos minutos más para que evapore el alcohol, ponemos las frambuesas (dejamos alguna para decorar) y tapamos.

En la olla a presión se hacen en 15-20 minutos a mi me gusta que queden melosas, si las hacéis en una olla normal tendrán que cocer sobre 50 minutos y pueden necesitar un poco mas de vino.

Cuando estén hechas a gusto de cada uno, separamos las carrilladas de la salsa y trituramos las verduras, os recomiendo que coléis la salsa resultante, tanto si las hacéis con fresas como con frambuesas dejan los granitos y puede ser un poco desagradable encontrarlos. Volvemos a poner las carrilladas en la salsa y las dejamos a fuego lento para que reduzca y quede cremosa.

CarrilladasLas he acompañado con un puré de patata al que añadí sal y aceite de oliva, me gusta más que con mantequilla pero como todo en la cocina a gusto de quien lo va a disfrutar. En cada plato dejé caer algunas frambuesas.

Ya están listas para empezar a mojar pan y no parar porque esta salsa es de las que se te caen las lagrimas de buenísima que está. ¿Qué no? Probarla y me contáis

 

 

4 thoughts on “Carrilladas con salsa de vino tinto y frambuesas

  1. Me encanta la carrillada. La he comido mucho en bares de Sevilla, allí es una tapa típica. Me chifla. Me la apunto 🙂

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *